Seleccionar página

El Battery Day de Tesla fue un éxito grande

por | 26.09.2020 | Baterías, Tesla

No ha sido un éxito para los inversores a corto plazo

En realidad el Battery Day de Tesla ha sido un gran éxito. Quizás no para los inversores del mercado de acciones que especulan a corto plazo. Ellos han esperado milagros irrealistas. En los últimos meses la ola de expectaciones ha crecido exponencialmente. La ola fue disparada por los medios de comunicación igual que por los medios sociales. Siempre que la gente que normalmente no invierte en bolsa empieza a comprar acciones por recomendaciones de amigos, familiares o redes sociales, hay que tener bastante cuidado. Muy a menudo se trata de burbujas. No es que crea que el desarrollo de la acción de Tesla será una burbuja, pero un poco menos de velocidad de crecimiento le viene muy bien.

First-principles thinking – El poder de pensar por uno mismo

Elon Musk nos ha enseñado en su presentación del pasado martes el método de first-principles thinking de forma excelente. El pensamiento de los primeros principios es una de las estrategias más eficaces que se pueden emplear para desglosar problemas complicados y generar soluciones originales. Se trata de partir de un proceso hasta las partes fundamentales que sabes que son verdaderas y construir desde allí. También podría ser el mejor enfoque para aprender a pensar por sí mismo.

El enfoque de los primeros principios ha sido utilizado por muchos grandes pensadores, entre ellos el inventor Johannes Gutenberg y el antiguo filósofo Aristóteles, pero nadie encarna la filosofía del pensamiento de los primeros principios más eficazmente que el empresario Elon Musk.

Por ejemplo, Johannes Gutenberg combinó la tecnología de una prensa de tornillo -un dispositivo utilizado para hacer vino- con tipos móviles, papel y tinta para crear la prensa de impresión. Los tipos móviles se habían utilizado durante siglos, pero Gutenberg fue la primera persona en considerar las partes constitutivas del proceso y adaptar la tecnología de un campo completamente diferente para hacer la impresión mucho más eficiente. El resultado fue una innovación que cambió el mundo y la amplia distribución de información por primera vez en la historia.

SpaceX nació de los primeros principios de pensamiento

En 2002, Musk comenzó su búsqueda para enviar el primer cohete a Marte, una idea que con el tiempo se convertiría en la compañía aeroespacial SpaceX.

Se encontró con un gran desafío de inmediato. Después de visitar un número de fabricantes aeroespaciales en todo el mundo, Musk descubrió que el costo de la compra de un cohete era astronómico, hasta 65 millones de dólares. Dado el alto precio, comenzó a repensar el problema.

«Tiendo a abordar las cosas desde un marco físico», dijo Musk en una entrevista. «La física te enseña a razonar desde los primeros principios más que por analogía. Así que me dije: ¡bien, veamos los primeros principios! ¿De qué está hecho un cohete? Aleaciones de aluminio de grado aeroespacial, más algo de titanio, cobre y fibra de carbono. Entonces pregunté, ¿cuál es el valor de esos materiales en el mercado de productos básicos? Resultó que el costo de los materiales de un cohete era alrededor del dos por ciento del precio típico».

En lugar de comprar un cohete terminado por decenas de millones, Musk decidió crear su propia empresa, comprar las materias primas a bajo precio y construir los cohetes él mismo. Así nació SpaceX.

En pocos años, SpaceX había reducido el precio de lanzamiento de un cohete en casi 10 veces, sin dejar de obtener beneficios. Musk usó los primeros principios de pensamiento para desglosar la situación a los fundamentos, evitar los altos precios de la industria aeroespacial, y crear una solución más eficaz

El desafío de razonar desde los primeros principios

El pensamiento de los primeros principios puede ser fácil de describir, pero bastante difícil de practicar. Uno de los principales obstáculos para este pensamiento de los primeros principios es nuestra tendencia a optimizar la forma en lugar de la función. La historia de la maleta proporciona un ejemplo perfecto.

En la antigua Roma, los soldados usaban bolsas de mensajería de cuero y carteras para llevar comida mientras cabalgaban por el campo. Al mismo tiempo, los romanos tenían muchos vehículos con ruedas como carros, carruajes y carretas. Y aún así, durante miles de años, nadie pensó en combinar la bolsa y la rueda. La primera maleta rodante no se inventó hasta 1970, cuando Bernard Sadow transportaba su equipaje a través de un aeropuerto y vio a un trabajador haciendo rodar una pesada máquina sobre un patín con ruedas.

A lo largo de los años 1800 y 1900, las bolsas de cuero se especializaron para usos particulares-mochilas para la escuela, mochilas para el senderismo, maletas para viajar. Las cremalleras se añadieron a los bolsos en 1938. Las mochilas de nylon se vendieron por primera vez en 1967. A pesar de estas mejoras, la forma del bolso siguió siendo en gran parte la misma. Los innovadores pasaron todo su tiempo haciendo ligeras iteraciones sobre el mismo tema.

Lo que parece una innovación es a menudo una iteración de las formas anteriores en lugar de una mejora de la función principal. Mientras que todos los demás se centraron en cómo construir una mejor bolsa (forma), Sadow consideró cómo almacenar y mover las cosas más eficientemente (función).

Elon Musk y el first-principles thinking

Elon nos ha demostrado en el battery day del Septiembre 2020 su sorprendente capacidad del first-principles thinking de forma extraordinaria. El ha desmontado todos los procesos, elementos, ingredientes y pasos del tema de las baterías de coches y el resultado son los conclusiones presentadas, que nos llevarán dentro de 3-4 años a una reducción de 56% del precio de kW/h.

Tres años para completar la inovación

Si el coche eléctrico se va a convertir en un producto para todos, el coste de la batería debe reducirse. La perspectiva: un coche eléctrico con un precio equivalente a unos 21.500 Euros. Añadiendo el impuesto sobre el valor añadido, el resultado es de unos 25.000 Euros. Musk no nombra una fecha para la presentación de este popular coche eléctrico. Más importante para Tesla es un conjunto de medidas basado en first principle thinking que harán que la producción de células de batería sea más barata en un futuro próximo.

Se espera que todos los anuncios en el Día de la Batería de Tesla se implementen parcialmente en un año o año y medio y de forma definitiva en tres años. Además con la nueva celda redonda 4680, el grado de automatización de las futuras líneas de producción aumentará considerablemente: La gigafactoría se convertirá en una terafactoría.

Tesla depende cada vez más de sus propias células, pero – como Musk ya había tuiteado antes del evento – seguirá comprando a Panasonic – el socio de la fábrica actual – LG, CATL en China y «otros posibles socios». Para 2022, Musk predice una escasez de células debido al camión cibernético y al semicamión, que sólo puede superarse mediante la acción propia («a menos que tomemos medidas nosotros mismos»).

Fuentes: SpaceX and Why they are Daring to Think Big | Investor Steve Jurvetson, James Clear, first principals, Chris Anderson, Elon Musk’s Mission to Mars in Wired, A brief history of the modern backpack, heise.de battery day

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad